¿COACHING PARA SOLUCIONAR EL CONFLICTO ENTRE SOCIOS?

 

Son numerosos los conflictos que se producen en el mundo de la empresa y particularmente los que afectan a los socios: socios que después de un largo periodo de entendimiento se encuentran con posturas diferentes frente a la gestión del negocio, socios cuyas relaciones están mermadas y debilitadas debido a los estragos que financieramente está haciendo la crisis en sus patrimonios personales y empresariales, socios que se sienten engañados por la otra parte debido a que su entrada en la empresa ha sido una estafa, socios enfrentados por los problemas que se agravan  desde su propio ámbito familiar, etc...

Palas Atenea imponiendo la paz entre el oficio y la industria por Federico Amutio y Amil

Cantidad de conflictos que hacen que toda la organización se vea afectada y perjudicada, pues los problemas en el accionariado se transmiten a lo largo y ancho de toda la estructura organizativa y que pueden poner en peligro la propia supervivencia de la empresa. Conflictos que permanecen abiertos y que no sólo tienen tendencia a empeorar, sino que en muchos casos tienen una difícil solución en el corto plazo debido a la propia complejidad del ser humano.

Llegados a este punto nos planteamos la siguiente cuestión: ¿pueden los procesos de coaching mejorar el conflicto entre los socios?. La respuesta no es sencilla, pero sí pueden tener una aportación importantísima.  En primer lugar, transmitir a los socios para que tomen conciencia de que tienen un problema y en segundo lugar que reconozcan y asuman su propia cuota de responsabilidad.

También pueden aportar grandes dosis de comunicación entre ellos y que efectúen ejercicios de empatía poniéndose en la piel de los otros para entender sus posturas. Negociar, comunicar, empatizar y luego seguir negociando serían las claves para alcanzar acuerdos y si estos son colaborativos mucho mejor. La mayoría de las veces la gente trata de defender exclusivamente su postura de forma competitiva y no de forma distributiva o colaborativa.

Por todo ello,  el coaching puede ayudar tanto en sesiones grupales como en sesiones individuales a que los socios superen sus propios conflictos y superen sus desavenencias en aras del bien propio y del bien organizacional.

No obstante en contra del coaching juegan variables como que aún es un gran desconocido dentro de la gestión empresarial y sobre todo que los socios quieren de forma inmediata soluciones que atajen rápidamente sus conflictos y eso en el mundo de la empresa no es nada sencillo.

Dejo la pregunta inicial abierta, al igual que el debate reflexivo y abierto producido en el grupo de Título Experto en Coaching Edición 2013 de la Universidad de Almería  al cual tuve el placer de ser invitado y  participar con ellos.

Víctor Eduardo González

Negocio en ProGreso