10 Aspectos clave para un buen desarrollo personal y profesional: 3 de 10 Gestión de las Emociones

Inteligencia Emocional

Uno de los factores muy críticos a la hora de desarrollarnos como personas y mejorar la relación con nuestros semejantes es la gestión de las emociones o la inteligencia emocional.

Es muy cierto que el conocimiento es una pieza fundamental del puzzle, pero no es menos cierto que es la inteligencia emocional la que puede marcar la diferencia de cara a obtener un mayor éxito en la vida en las diferentes facetas personales y profesionales.

Para mí personalmente, fue todo un descubrimiento leer hace ya algunos años La Inteligencia Emocional de Daniel Goleman y descubrir las bondades y la importancia sobre la misma e incluso la supremacía de ésta en relación al conocimiento, pues no son las personas con mayor Coeficiente Intelectual(CI) las que obtienen mejores rendimientos a lo largo de su vida, sino que son las personas con un mayor Coeficiente Emocional(CE).

Bien, pero ¿qué es eso de gestionar las emociones?, pues no es otra cosa que saber conocerse a uno mismo, es decir entender qué le pasa y por qué le suceden diferentes estados de ánimo, hablamos en este sentido de las competencias intrapresonales. Si por el contrario nos referimos a la capacidad de reconocer y comprender los estados emocionales ajenos así como la habilidad para manejarlos en la interacción con los demás, hablamos de las competencias interpersonales.

Inteligencia Emocional

Dentro de la 1ª categoría de competencias intrapersonales nos encontramos la auto-conciencia, la auto-regulación así como la auto-motivación, es decir variables que van desde reconocer y controlar los propios sentimientos a la habilidad de encauzar esas emociones para automotivarnos y conseguir determinados objetivos. El ej. característico sería nuestra reacción a cualquier comentario o crítica que nos puedan decir, pues está únicamente en nuestras manos cómo reaccionar. También nos encontramos en este grupo la impulsividad que tantos quebraderos de cabeza nos puede llegar a causar, así como hablar o actuar sin pensar previamente en las consecuencias de nuestros actos.

Dentro de la 2ª categoría de competencias interpersonales se encuentran fundamentalmente la empatía así como las competencias sociales. Por empatía entendemos el “ponernos en los zapatos del otro” es decir tratar de interpretar y de reconocer qué le sucede y por qué le sucede. Dicho entendimiento nos llevará a una mejor relación con dicha persona. En relación a las habilidades sociales, estarían saber tratar con los demás, forma de cómo interactuamos y cómo nos relacionamos con terceros y en definitiva cómo manejamos nuestra habilidad relacional.

Para finalizar y siguiendo a Goleman que nadie se preocupe si no tiene un coeficiente intelectual alto, el cual es difícil de desarrollar a lo largo de la vida pues se desarrolla en la infancia y permanece casi invariable con posterioridad. Por el contrario la Inteligencia Emocional se aprende a lo largo de nuestras vidas y se puede desarrollar por lo que su evolución depende de nosotros mismos y está en nuestras manos alcanzar un nivel adecuado de cómo gestionamos nuestras emociones.

Siente el pensamiento. Piensa el sentimiento”.

Miguel de Unamuno.

Filósofo y escritor.

 

Víctor Eduardo González

CEO NegocioenProGreso